CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DE LA ESTACIÓN

 

 LA MONTAÑA A TU MANERA, SIÉNTELA

 

En Crans Montana el dominio esquiable es compacto, con un gran desnivel, excelentes remontes y accesible por telecabinas entre las cuatro secciones de esquí que conforman Crans-Montana-Violletes-Aminona. La estación se divide en cuatro zonas diferentes pero conectadas entre sí. La mayor es Cry d´Er, justo encima de Montana, y accesible por telecabinas que parten desde la misma Montana y desde Crans. Las pistas superiores son muy abiertas y las partes inferiores discurren entre hermosos bosques.

En general las pistas son rojas, anchas, prácticamente sin placas de hielo ni inclinaciones extremas. Son las clásicas autopistas ideales para casi todos los esquiadores. La mayoría oscila entre los 1700 y los 2200 metros, con un teleférico que llega a la cota alta de la zona en Bella Lui (2.545 m). La segunda zona es Les Violletes, prácticamente servida por un solo telecabina, ultramoderno y ultrarrápido, que arranca en Les Barzettes (1.500 m) y acaba en el glaciar Plaine Morte (3.000 m). En el glaciar hay unas pistas cortas y fáciles, con nieve excelente. La tentadora pista que desciende de la Plaine Morte con 1500 metros de desnivel y doce kilómetros de longitud, es una de las más reconocidas en Suiza.

Las otras pistas de la zona cubren varios recorridos estilo autopista, entre Les Violletes (2.250 m) y Les Barzettes. Se trata de pistas abiertas en la parte superior y con bosques en la inferior. Finalmente, la tercera zona es Petit Bombin, la montaña que está encima de Aminora, con descensos que oscilan entre los 1400 y los 1500 metros, muy largos y de difi cultad considerada de media a baja, también abiertos en altitud y con bosques en la parte baja. La conexión entre esta zona y la anterior es por La Tza, de donde se puede acceder a los telesquíes de La Toula, que sirven las únicas pistas negras (tratadas) de toda la estación.

 

 

En Aminora hay una pista ideal para los afi cionados al Luge (trineo), con un descenso de seis kilómetros, la bajada se inicia a 2400 metros y fi naliza en los 1500 metros, ideal para soltar adrenalina y divertirse entre amigos. El llano del glaciar Plaine Morte traza una pista de esquí de fondo con dos recorridos, uno de seis y otro de doce kilómetros.

 

 

LA NIEVE

 

En Crans Montana encontradá nieve de calidad, sobre todo en el glaciar Plaine Morte, si bien es cierto que al tratarse de un estación muy soleada, a fi nales de temporada (15 Marzo -Abril) nos encontramos en cotas bajas con la clásica nieve de primavera. Además se ha realizado una gran inversión con el fi n de aumentar un número importante de potentes cañones que aseguran la nieve en cotas bajas al principio y al fi nal de la temporada de invierno. Para disfrutar de la nieve no es necesario hacer colas y someterse a largas esperas. Los remontes son excelentes, modernos y se puede recorrer todo el dominio esquiable sin necesidad de tomar otro remonte que no sea telecabina o teleférico.

 

 

NIÑOS

 

En el campo de golf se encuentra el “Kids Village”, que dispone de tres telesquíes donde los niños que tienen alguna experiencia continúan el aprendizaje del esquí. Además existe una zona para los pequeños con menos de cuatro años, donde dan sus primeros pasos en plena armonía con la naturaleza.

Estos espacios tienen unas alfombras que les permiten subir andando una pequeña pendiente por la cual se deslizan, para finalmente ser recibidos por los brazos expertos de los profesores.

También cuentan con una divertida pista para deslizarse en el interior de neumáticos, una tirolina que desciende desde un abeto a más de 200 metros de distancia y una montaña de nieve, a escala, a la cual pueden trepar y deslizarse, pistas para trineos a su medida y mucho más. También hay una guardería para niños a partir de dos años, una más en la escuela de esquí que acepta niños de tres a seis años y otras para los mayores a partir de siete años.

 

EN LAS PISTAS

 

Para progresar, hay pistas en altitud fáciles en varias zonas y que son accesibles en telecabina, como el glaciar. En Cry d´Er también hay pistas largas y fáciles. Quizás para conectar distintas zonas haya un exceso de rojas, aunque todas sean fáciles. Hay 4 escuelas de esquí con alrededor de 350 expertos profesores dispuestos a ofrecer sus conocimientos sobre el fascinante mundo del esquí.

 

INTERMEDIOS/AVANZADOS

 

Pocas estaciones son tan adecuadas para esquiadores intermedios como Crans-Montana. Un auténtico paraíso. La gran mayoría de las pistas son el sueño de cualquier esquiador de nivel medio: las tan deseadas autopistas. Pistas larguísimas, anchas, muy bien preparadas, con gradientes aceptables y constantes, pero no excesivos. Además, el terreno es muy variado y las pistas se parecen en dificultad pero no entre ellas. Hay de todo: glaciares, bosques, terreno abierto, prados, rocas, etc.

 

 

 

 

EXPERTOS

 

Para los expertos que buscan el reto en pendientes importantes y dedicación a éstas durante toda la semana, la estación carece de bajadas extremas, excepto en un par de pistas negras que son muy tentadoras. El atractivo para el esquiador experto se basa en la situación y características de la estación, donde encontrará un terreno adecuado para disfrutar de los fuera pistas.

Un atractivo más de Crans Montana, es la corta distancia que la separa de otras estaciones como Grimentz, Zermatt, Saas Fee, y los 4 Valles, ya que entrando por Nendaz Montfort se ahorra un 50% del camino hacía Verbier. Pero insistimos que en Crans Montana con la compañía de un guía o instructor, se podrán conocer descensos más técnicos y con pendiente importante, siempre sobre nieve polvo.

Otro dato que deben saber los expertos y los no tan expertos con buen nivel físico, es la posibilidad de partir desde Crans- Montana (Ayent) en helicóptero y disfrutar de un día de Heliski, Heliboard, o mejor aún, iniciar salidas de esquí de montaña durante uno o dos días.

 

 

FREE-STYLE

 

Hay un Half-Pipe en Cry d´Er de unos 150 metros y un Snowpark en Aminona, así como buenos instructores de free-style.

 

 

NO ESQUIADORES

 

Mientras parte del grupo de nivel avanzado disfruta de las autopistas y extraordinarios paisajes, a los no esquiadores Tourmountain les organiza divertidas e interesantes actividades durante toda la semana, con el fin de reagrupar a todos en el aprés-ski.

Las vistas y el entorno son magníficos. Para los más deportistas, hay 60km de caminos marcados en la nieve y 40km de pistas de esquí de fondo (algunas de elevada altitud y con excelente calidad de nieve). Además, hay una pista de patinaje, descenso de 6 km en trineo, excursiones en globo y en parapente biplaza.

 

 

También hay actividades como piscinas, saunas, tenis, etc. La gran mayoría de los telecabinas permite a los peatones un sencillo acceso a los restaurantes de montaña. La estación está muy bien situada para hacer excursiones turísticas. Tourmountain, con la colaboración de escuelas de esquí, prepara interesantes y divertidas actividades para los no esquiadores, ajustándolas a la medida. Incluso hay esquiadores que, en vez de una mañana de esquí, optan por una de estas actividades.