HISTORIA DE CRANS MONTANA

 

 LA MONTAÑA A TU MANERA, DESCÚBRELA. BREVE HISTORIA DE CRANS MONTANA

 

El origen de la estación Crans Montana puede situarse en el años 1893, fecha en que abrió el primer hotel del lugar. El “Hotel du Parc” fue el resultado de la pasión repentina que esta hermosa meseta despertó en dos cazadores de la región, Louis Antille y Michel Zufferey, quienes quedaron fascinados por el gran atractivo de esta zona adquiriendo 33000 metros cuadrados de terreno.

Años más tarde, entusiasmado por los benefi cios del aire de montaña y la belleza del lugar, el doctor Théodore Stephani, de Ginebra, comenzó a llevar allí a sus pacientes convencido de que un entorno semejante contribuiría a mejorar su salud.

Allí abrió dos clínicas para la cura de las enfermedades respiratorias y bautizó la localidad como Crans Montana. La prensa convirtió el hecho en noticia y Crans Montana no tardó en ganar fama internacional.

Con la creciente presencia de visitantes en la zona, en 1896 se decidió abrir la primera carretera transitable hacia la estación. Poco a poco, la estación se fue transformando en un importante centro turístico. En 1906 recibió un gran impulso, cuando el inglés Sir Henri Lunn comenzó a trabajar para instalar allí el que durante muchos años fue considerado el campo de golf más alto del mundo, con 18 hoyos, inaugurado en 1908.

En 1911, se instaló un teleférico de 4.2 kilómetros de longitud, que une a Crans Montana con Sierre/Siders, facilitando enormemente el desplazamiento y acortando los tiempos para llegar a la estación. En el mismo año, Arnol Lunn, hijo de Sir Henri, organizó una competencia que la prensa consideró como “la primera verdadera carrera de bajada en la historia del ski”, la Earl Robert of Kandahar Challenge Cup, transformando así a Crans Montana en el centro precursor del ski alpino deportivo.

 

 

Los primeros encuentros entre aviadores suizos, organizados en colaboración con el ejército de ese país tuvieron lugar en los años 20 en el campo de golf de Plan Bramois, donde ya se venían organizando diferentes eventos deportivos de relevancia.

En 1921 la escritora neozelandesa Catherine Mansfi eld se trasladó a Crans Montana atraída por las bondades del clima de Haunt Plateau, una meseta que desde sus 1500 metros de altura domina el valle del Ródano. Allí el sol no falta nunca, el aire es puro y fresco y el paisaje inolvidable. En este entorno idílico la joven Catherine recuperó la esperanza de sanar.

Mas fue sin dudas el esquí alpino el que determinó la gran popularidad de Crans Montana. En 1939 tuvo lugar el primer Golf Swiss Open, que se llamaría después European Masters, torneo en el que habrían de participar los mejores golfi stas del mundo de la talla de Jack Nicklaus, Dallemagne, Angelini, Ballesteros, Player y Faldo entre otros.

En 1987, tuvieron lugar en la estación los Campeonatos Mundiales de Esquí Alpino, a los que asistieron alrededor de 1500 periodistas, fotógrafos y camarógrafos de 35 países, contribuyendo a incrementar aun más la fama de Crans Montana. En 1993, Crans Montana celebró los 100 años de su fundación. Como parte de los festejos se erigieron varios monumentos; entre ellos, el Paseo del Centenario, en el cual se cuenta la historia de la región hasta nuestros días.

Aunque mantiene el fl ujo de visitantes famosos que antes constituían el sello de carácter mundano de la estación, hoy día el visitante de Crans Montana representa al hombre moderno con ganas de deporte y de relax, con sufi ciente sensibilidad para disfrutar del paisaje que lo rodea y capaz de regalarse una estancia en la estación durante las vacaciones, por un fi n de semana, con los compañeros de trabajo, con la familia o los amigos, o simplemente por cuenta propia y a su aire. Porque Crans Montana es el entorno ideal para socializar, donde Tourmountain y la montaña se encargan de todo lo necesario para pasarlo bien.